Archivos de la categoría Sin categoría

#FreeArctic30 #SavetheArctic

Hoy Greenpeace organiza una jornada reivindicativa contra la detención de 30 activistas por parte de la guardia costera rusa por protestar en aguas internacionales contra la extracción de petroleo en al Ártico por parte de la compañía Gazprom. Para más información clica aquí.

Aunque estoy casi seguro de que al gobierno ruso no le importa demasiado este tipo de reivindicaciones, no por ello hay que renunciar a hacerlas. Aquí va un humilde gesto de ayuda y admiración a todos aquellos que luchan de forma comprometida por mejorar y mantener vivo todo aquello que entre todos estamos destruyendo. Ánimo!

Polar BearAutor de la fotografía: Shell Wildlife

World Press Photo 2011

Ayer se inauguró una exposición con las 170 ganadoras de los premios World Press Photo 2011 de fotoperiodismo en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB). La directora de la Photographic Social Vision, la fundación que año tras año nos hace disfrutar de esta exposición, comenta que “las imágenes premiadas deben reunir tres ingredientes: emocionar, informar e interrogar”. Y así es.

12 de Enero de 2010, 16:53, Puerto Príncipe (Haití). El terremoto más fuerte registrado en la zona desde 1770 mata más de 315.000 personas y deja más de 350.000 heridos y más de 1.5 millones de personas sin hogar. Está considerada como una de las catástrofes humanitarias más graves de la historia. 15 de Enero, los cadáveres se amontonan por todas partes. En el hospital general un hombre tira el cuerpo sin vida de un niño al depósito de cadáveres.

Cárcel de Pademba Road, Sierra Leona. Más de 60 presos pelean por agua, arroz y jabón en su celda de 30 metros cuadrados.  Solo hay un cubo para las necesidades. Uno de ellos, Abu Sesay, de 16 años, ha sido condenado a dos años de prisión por robar un bolso. Vive desde los 9 años solo en la calle. Abu afirma que “Vine a una cárcel de adultos porque el policía que me detuvo no creyó que tuviera 16 años, basándose en mi vello púbico”

Bibi Aisha. Con 12 años fue entregada junto a su hermana a un guerrero talibán para saldar una “deuda de sangre” de su tío. Varios años después, Aisha es obligada a casarse con el talibán quien la mantiene encerrada en un establo, donde es azotada y violada frecuentemente. Aisha consigue escapar pero es encontrada en Kandahar por su marido, quien la devuelve a casa y le corta las orejas y la nariz en cumplimiento de la orden de un juez talibán. Según la cultura pashtum, cuando un marido es avergonzado por su esposa es como si perdiera la nariz, por lo que se impune un castigo recíproco.

Estas son algunas de las historias que encierran las fotografías de esta exposición, historias reales y crueles, historias increíbles y desoladoras, algunas de ellas conocidas y otras del todo anónimas. Las imágenes y sus historias, junto con las luces y las sombras de la exposición consiguen despertar un cierto impacto emocional a quien la visita, un cierto malestar humano por ver y no hacer nada, por saber y no actuar. Un sentimiento tan intenso y tan humano como la capacidad de olvidarse de él una vez la última de las fotografías desaparece de la vista. Yo recomiendo ver esta exposición para sentirse, aunque solo sea el tiempo que dura la visita, un poquito más humano. Al salir, que cada uno haga lo que pueda.