Los primeros años de la dictadura Pahlevi (1953-1963)

“Todo lo que ocurre en Irán sucede por el interés de alguna potencia extranjera”. Esta creencia se propagó entre el pueblo tras el Golpe de Estado perpetrado por la CIA que permitió el regreso del sah de su exilio en Roma. Tras su llegada, el monarca diseñó un sistema rígido e individualista que no admitía divisiones ni discrepancias. Se acabó con el florecimiento democrático y cultural que se había vivido desde su llegada al poder y que había provocado el zarandeo inesperado de las políticas de Mossadegh: los candidatos a las elecciones de 1954 fueron seleccionados por el régimen, el partido del antiguo Primer Ministro fue disuelto y los comunistas de la Tudeh fueron perseguidos.

Mohammed Reza Pahlevi saludado por militares iranies tras sel golpe de Estado y su regreso del exilio
Mohammed Reza Pahlevi saludado por militares iranies tras sel golpe de Estado y su regreso del exilio

El sah creó, con ayuda de la CIA, la Savak, la agencia de seguridad iraní que actuaba como policía secreta a las órdenes del monarca. La Savak persiguió, torturó, humilló y asesinó a miles de opositores hasta su disolución tras la Revolución Islámica. Todo estaba controlado por sus agentes secretos. Kapuściński la describe en El Sha o la desmesura del poder: “La Savak no tenía ningún cuartel general, estaba diseminada por toda la ciudad (y por todo el país), estaba en todas partes y en ninguna. Ocupaba edificios, villas y pisos que no llamaban la atención de nadie, que no llevaban letrero alguno o lo llevaban de firmas e instituciones inexistentes. Los números de teléfono solo eran conocidos por los iniciados. La Savak tanto podía alquilar habitaciones en un bloque de pisos corriente como entrar en sus oficinas de investigación a través de una tienda, una lavandería o un bar nocturno. En esas condiciones todas las paredes podían tener oídos y todos los portales, puertas y postigos podían conducir a sus sedes. Quien cayese en manos de esta policía, desaparecería sin dejar rastro por mucho tiempo (o para siempre). Desaparecía de repente, nadie sabía qué le había ocurrido, dónde buscarlo, adónde dirigirse, a quién preguntar, a quién suplicar. Tal vez lo habían encerrado en una de las cárceles, pero ¿en cuál? Había seis mil. […] La Savak gobernaba en los centros de enseñanza, en las oficinas y en las fábricas. Era un enorme monstruo que lo envolvía todo en sus redes, que se deslizaba hasta los rincones más recónditos, en todas partes pegaba sus ventosas, fisgaba, husmeaba, rascaba, barrenaba”.

La disputa con el Reino Unido por los beneficios del petróleo se solucionó con un aumento del porcentaje de los beneficios para Irán. Ahora el dinero fluía en grandes cantidades y Mohammed Reza no tardó en gastarlo de la misma manera que lo hubiera hecho su padre: comprando armamento. También invirtió en grandes proyecto de ingeniería, en la creación de industria y en la mejora de la educación, sobre todo en las grandes ciudades. Además, se incrementaron las inversiones privadas extranjeras que favorecieron el crecimiento continuado de la economía.

En 1959, el sah se casó con su tercera y última esposa, Farah Diba, en la que periódicos de todo el mundo calificaron como “una de las bodas del siglo”. En el exterior se vivía con entusiasmo el desarrollo acelerado del país: Irán desprendía lujo, fiestas en palacios cubiertos de oro y grandes viajes de ensueño. Los monarcas eran recibidos con los mayores honores y llenaban revistas del corazón a doquier. Eran años de prosperidad: la economía funcionaba, la imagen exterior era excelente y las condiciones de vida mejoraban. Pero los más empobrecidos seguían ajenos a los bamboleos del sah, desatendidos e ignorantes. Durante esos años de florecimiento económico, lujo y cuentos de hadas, se plantaron las semillas de la desigualdad y la frustración que años después arrasarían con ese mundo de ostentación y riqueza desenfrenada.

Mohammed Reza Pahlevi y Farah Diba durante la ceremonia de matrimonio (21/12/1959)
Mohammed Reza Pahlevi y Farah Diba durante la ceremonia de matrimonio (21/12/1959)

Bibliografía:

  • Abrahamien, E. (1982). Iran between two revolutions. Princeton University Press.
  • Armanian, N & Zein, M. (2008). El Islam sin Velo. Ed. Del bronce.
  • Armanian, N & Zein, M. (2012). Irán, la Revolución constante. Flor del viento.
  • Axworthy, M. (2010). Irán. Una historia desde Zoroastro hasta hoy. Turner.
  • Esfandiary, S. (2004). El Palacio de las Soledades. Ed. Martínez Roca.
  • Gómez, C. & Kazemi, K. (2017). Los primeros años de la República Islámica de Irán. Revista 5W.
  • Hemeroteca El País.
  • Kapuścińksy, R. (2006). El Sha o la desmesura del poder. Ed. Anagrama.
  • Kavanagh, A. (2010). Irán por dentro. Ed. Jose J. de Olañeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.